Flora y fauna . La diversidad de especies caracteriza a este ecosistema situado en el mismo limite entre la zona húmeda y la templada. Bosques de robles coexisten con abedules y sauces, así como acebos y tejos, entre grandes extensiones de matorral. Por otro lado, la abundancia de lagunas, manantiales y arroyos permite la existencia de turberas, una auténtica rareza en estas latitudes.

Y aquí se cobija una variada fauna: corzo, gato montés, lobo, perdiz pardilla, águila real, nutria, trucha... son algunas de las numerosas especies que habitan este espacio natural, que cuenta con la protección actual desde 1978.

Back to Top